lunes, 20 de agosto de 2012

Tiempo de cambios

Otra vez de vuelta...

Hacía mucho que no escribía un post en este blog. He estado sumergida en una vorágine de cambios, de estrés, de trabajo y sin darme ni cuenta han pasado cuatro meses desde mi última publicación.

Tengo la misma sensación de cuando era niña y a finales de Agosto ya sentía ese gusanillo por la vuelta al cole, nuevos amigos, nuevos libros, nuevo uniforme (aunque a mi casi siempre me ha valido el del curso anterior, no era niña de estirones) y un curso por delante. Lo nuevo me fascina, el no saber qué va a pasar, siempre pienso que con Septiembre todo en mi vida se "resetea".

Este 2012-2013 es diferente, es tiempo de cambios para la persona que más quiero en este mundo, mi sapito lindo y, por primera vez en mi vida, siento miedo ante lo nuevo. Empieza el colegio (en ese en el que yo estaba empeñada, es lo que tiene ser TAN PESADA) y no puedo evitar emocionarme al imaginármelo con su uniforme, la mochila y las peleas que seguro que tendré para que haga los deberes, con casi tres años apunta maneras de dispersión.

Sólo imaginarme las peleas con él por ir al cole, los madrugones, el "no quiero el uniforme" (tiene ese mismo gusto extraño a la hora de vestir que el Santo Varón) y las llamadas desde el colegio para decirme que mi hijo es un macarra me pone las pestañas del revés...pero a la vez me produce una emoción que no sé explicar con palabras.

En fin...good luck to me!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada